Al hablar del cabello que se cae, siempre será más complicado referirse a la pérdida de éste en las mujeres, muchas consideran que su cabello no debería caerse si no ha sido maltratado, sin embargo, esto suele suceder y lo más conveniente es conocer las causas de la caída del pelo en las mujeres, para iniciar algún tratamiento que lo evite o por lo menos que reduzca su impacto, que generalmente, es bien difícil de sobrellevar.

Es claro que un cuerpo femenino no solo es diferente al masculino, sino que también funciona de manera diferente, por esto es que la pérdida de cabello en ellas se da como una consecuencia hormonal y no genética. Los cambios hormonales notorios, que se originan durante el embarazo, las enfermedades tiroideas, la menopausia, el consumo de píldoras de anticoncepción y las terapias de remplazo hormonal, son causantes de la caída parcial del cabello.

Otras razones de las hormonas, como cuando la testosterona o el estrógeno tienen una producción rápida o en su defecto se reducen, presentan cambios corporales que pueden ocasionar la caída del pelo en las mujeres. Sin embargo, hay remedios naturales que evitan la caída constante del cabello. Esta es la razón por la que las hormonas femeninas se someten a una fase de descanso, después de un embarazo, al mismo tiempo que su cuerpo comienza un proceso de recuperación, en el que busca regresar a su estado antes del parto. Este período, que normalmente dura entre 3 y 6 meses luego del parto, representa un aumento en la pérdida regular del pelo. Claro que esto no es motivo de gran preocupación, puesto que suele durar 12 meses, tiempo en el que se normaliza y se reduce significativamente la caída.  

¿Por qué se cae tan rápido el pelo?

caída del pelo en las mujeresPara las personas que tienen caída del cabello y que los responsables no son los cambios hormonales, lo pueden ser las diferentes e inadecuadas técnicas de cuidado de su pelo, la mala alimentación, las condiciones hereditarias, las enfermedades y hasta es estrés. Parece ilógico pero estar mucho tiempo en los arreglos y cuidados del cabello, puede ser una causa muy común para la caída del pelo en las mujeres. El uso regular de tinturas y permanentes, tiene la capacidad de deteriorar los folículos capilares y ocasionar, irremediablemente, la pérdida del cuero cabelludo. Otras formas de motivar la caída son los peinados bruscos, los peinados como las colas de caballo y las trenzas, además del uso de accesorios y champú.

Las infecciones en el organismo suelen hacer que el cabello se caiga, porque obstaculizan los procesos normales del cuerpo, incluido el crecimiento del cuero cabelludo. Por su parte, el estrés ocasiona un incremento en el número de hormonas que recorren el torrente sanguíneo, por lo que se presentan inconvenientes en las partes del organismo que responden por el nivel de crecimiento del pelo.

La alimentación deficiente es otro de los factores que acelera la caída del pelo en las mujeres. Hacer dietas exigentes que permiten una pérdida de peso en muy poco tiempo, conlleva a la caída temporal del cabello. Alimentos como los que son ricos en proteínas, ácidos grasos, vitaminas alimenticias o zinc, ayudan considerablemente a que el pelo se desarrolle con normalidad y especialmente a mantenerlo en su lugar con menos riesgo de que se caiga.

También existe la denominada calvicie femenina hereditaria, que es la misma razón por la que los hombres enfrentan el problema de pérdida de pelo. Esta herencia poco grata es el resultado de reacciones específicas a la testosterona, ésta sufre una modificación que la convierte en dihidrotestosterona (DHT), capaz de dañar los folículos capilares y darle paso a la calvicie. Este inconveniente es bastante parecido al de los hombres, pero su caída es, a manera de consuelo, menos contundente.

Cómo eliminar las causas de la pérdida de cabello

Aquí está la respuesta que muchas estaban esperando: Sí hay maneras de controlar la pérdida constante de cabello. Esto aprovechando que la gran mayoría de causas que se analizaron atrás, ocasionan una caída del pelo en las mujeres que es temporal. Lo primero que hay que hacer cambiar el estilo de alimentación e iniciar uno mucho más sano y beneficioso. Esto significa que el organismo debe recibir la cantidad de nutrientes que se requieren para garantizar un crecimiento adecuado del cuero cabelludo. Junto a la dieta nutritiva, también conviene iniciar un plan de trabajo físico, con ejercicios. Lo que se gana con estas actividades es que los folículos capilares también reciban la transmisión de nutrientes apropiados y se logre también una disminución en los niveles de estrés corporal.

Para lograr que el cabello perdure en la cabeza, crezca y deje de aparecer, de manera frustrante, en el piso, se debe disminuir el deterioro que nosotros mismos le proporcionamos gracias al manejo y cuidado inadecuados. Primero, dejar de lado el uso de tinturas con químicos para darle color al pelo, esta práctica trae consigo perjuicios que pueden ser permanentes. Segundo, elimine de su repertorio de peinados, aquellos que maltraten, halen y partan el cabello, es decir, dígale no a los estilos fuertes o bruscos. Tercero, establecer técnicas de cuidado delicadas y utilizar champús ligeros y suaves.

Si bien es cierto que una enfermedad como tal, no se puede modificar, por la presencia de los cambios en la genética y los propios de las hormonas, también lo es que sí se pueden adoptar medidas de precaución o prevención y ciertos cuidados para que el cabello perdure. La caída del pelo en las mujeres, causada por una enfermedad, debe consultarse rápidamente con el médico para que este indique las maneras de controlar la pérdida. Cuando la razón es el embarazo, los cambios hormonales o la menopausia, se recomienda tratar el cuero cabelludo lo más suave posible. Esto significa que se puede utilizar un champú que lo fortalezca y adicionar a su dieta alimenticia la soya, que cuida la salud de las hormonas.

Es bueno recordar que la caída del pelo en las mujeres es una condición temporal, aunque sea ocasionada por muchas circunstancias, cuando estas razones se comprenden, se logran los cuidados que el cabello merece cuando se peina, de esta manera será más sencillo trabajar para controlar la pérdida y proteger un tesoro tan valioso e importante como nuestro cabello.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+