Preparar una crema o mascarilla para aclarar nuestro rostro puede ser algo difícil. Sin embargo, primero tenemos que saber por que se oscurece nuestro tono de tez, en ese sentido, puede haber otros causantes del oscurecimiento de la piel, aparte de los factores hereditarios y la exposición prolongada al sol. Entre estos se encuentran la contaminación ambiental, resequedad de la piel, estrés, así como el uso frecuente de productos cosméticos. Si el oscurecimiento de tu piel no se debe a factores genéticos, puedes intentar aclararla con la ayuda de los siguientes remedios caseros. En esta edición, encontraras alguna mascarilla para aclarar la piel que te pueda funcionar, de las varias recetas presentadas a continuación.

 

  1. Aceite de almendras como aclarante natural

El aceite de almendras contiene varios compuestos que le harán bien a tu piel. Entre ellos hay ácidos grasos insaturados, minerales y fitoesteroles, vitaminas E, B2, B6 y PP. La vitamina PP es el nombre tradicional de la niacina o vitamina B3. La niacinamida, forma biológicamente activa de la niacina, reduce la pigmentación indeseada de la piel al interferir con la transferencia de los melanosomas de los melanocitos a los queratinocitos. Además de un tono más parejo en el cutis, el aceite de almendras te dará una piel más suave y limpia. También desvanece las manchas, previene las pecas y en general hace ver tu piel mucho más radiante.

¿Cómo usar el aceite de almendras para aclarar el tono de piel?

  • Toma un poco de aceite de almendras dulces.
  • Caliéntalo un poco con una Fuente de calor indirecta, como el baño maría. Para hacerlo, coloca el aceite en un recipiente metálico y ponlo en un recipiente más grande con agua caliente. Retíralo del calor después de un rato.
  • Hazte un masaje en el rostro y el cuello con el aceite tibio.
  • Hazlo por aproximadamente 10 o 15 minutos.
  • Después, presiona suavemente con una servilleta sobre tu rostro para retirar el exceso de aceite.
  • Repite este tratamiento cada noche antes de ir a la cama.
  • Hazlo por 15 días, luego hazlo 2 o 3 veces al día, y finalmente reduce el tratamiento a una vez por semana.

 

  1. Ácido kójico para aclarar la piel

El ácido kójico es un compuesto natural derivado de los champiñones y otros hongos similares. Es también un subproducto del sake o vino de arroz, que, de nuevo, es también muy bueno para la piel. El ácido kójico se empezó a utilizar como agente blanqueador en Japón, en 1989. Este ácido evita la producción de melanina al inhibir la actividad de las tirosinasas. Cuando se detiene la producción de melanina, la piel más oscura se aclara naturalmente.

¿Cómo usar el ácido kójico para aclarar el tono de tu piel?

  • Limpia muy bien tu rostro.
  • Usando la cuchara de medición que viene con el ácido kójico, mide entre media y una cucharadita de éste.
  • Mézclalo con tu gel, crema o loción humectante de siempre.
  • Aplícalo de esta forma en tu rostro y cuello, dos veces al día.
  • Haz este tratamiento por máximo uno o dos meses.

Cuidado: Pruébalo sobre tu piel antes de usarlo como tratamiento, ya que el ácido kójico puede producir irritación sobre piel sensible.

  1. prepara una mascarilla aclarante con harina de garbanzos

La harina de garbanzo está hecha de garbanzo, una leguminosa que ha sido usada en India por generaciones para para suavizar, aclarar y limpiar la piel. No sólo es un exfoliante magnífico sino que le transfiere muchos nutrientes a tu piel para hacerla brillar. Al preparar una mascarilla de harina de garbanzos, agregas una variedad de ingredientes adicionales que también blanquean tu piel. Si la usas con frecuencia, podrás obtener una piel más blanca fácilmente.

¿Cómo preparer una mascarilla aclarante con harina de garbanzos? – receta # 1

Necesitas:

  • Harina de garbanzos – 1 cucharada
  • Crema de leche – 1 cucharada
  • Miel – ½ cucharada
  • Zumo de limón (recién exprimido) – 2-4 gotas

Haz lo siguiente:

  • Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masilla.
  • Aplícala sobre tu rostro y cuello.
  • Déjala actuar durante 15-20 minutos o hasta que se haya secado completamente.
  • Quítatela, lavándote con agua tibia.
  • Aplica esta mascarilla todos los días durante 4 semanas, y después una vez por semana.

¿Cómo preparar una mascarilla aclarante con harina de garbanzos? – receta # 2

Necesitas

  • Harina de garbanzos – 2 cucharaditas
  • Polvo de cúrcuma – ¼ de cucharadita
  • Leche
  • Zumo de limón – 2 o 3 gotas

Haz lo siguiente:

  • Mezcla la harina con el polvo de cúrcuma el zumo de limón.
  • Agrega leche hasta formar una masa.
  • Aplícala sobre tu rostro y cuello.
  • Déjala actuar por 15 o 20 minutos, hasta que se haya secado.
  • Quítala, lavándote con agua.
  • Repite todos los días durante un mes, y finalmente una vez por semana.
  1. Tomates como aclarante natural

El tomate es un agente blanqueador natural. Esto lo convierte también en un aclarante de piel natural. Los tomates tienen propiedades refrescantes y astringentes, aparte de ser ricos en vitamina C. Además, son el remedio perfecto si tu piel es grasosa o propensa al acné. La composición ácida natural de los tomates no sólo aclarará el tono de tu piel, sino que también balanceará el pH de tu piel y acabará con el exceso de grasa. Sus antioxidantes combaten los radicales libres, lo que te hará lucir una piel más joven.

Maneras de usar los tomates como aclarante de piel

  1. Toma un tomate pequeño y rállalo para para obtener su pulpa. Aplica la pulpa sobre tu piel. Déjalo por un rato para que se seque, y luego aplica una segunda capa de esta pulpa. Repite el procedimiento por aproximadamente 20 minutos. Al final, quítate la pulpa lavando tu rostro con agua.
  2. Agrega unas gotas de zumo de limón a una cucharada de jugo de tomate. Aplica esta mezcla en tu rostro y cuello. Déjala actuar por 15 minutos antes de retirarla con agua.
  3. Mezcla cuatro cucharadas de suero de leche con dos cucharaditas de jugo de tomate. Aplica la mezcla sobre tu rostro y cuello usando una mota de algodón o los dedos. Deja actuar por 30 minutos y retíralo con agua. Haz esto particularmente sit u piel está opaca por quemaduras de sol.
  4. Si tu piel es mixta, usa una mezcla de tomate y aguacate. Macera un tomate pequeño con la carne de un aguacate pequeño. Aplica esta mezcla sobre tu rostro. Déjala por más o menos media hora. Retírala con agua.
  5. Agrega 2 cucharadas de yogurt a la pulpa de un tomate pequeño. Aplica esta mezcla sobre tu piel. Deja actuar durante 20 minutos y retírala con agua.

Todos estos remedies caseros para aclarar el tono de tu piel son muy efectivos. Sin embargo, Tomará algo de tiempo descubrir cuál de ellos funciona más en tu caso.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+