Tener la piel bronceada es sinónimo de moda, de descanso, salud y plenitud. Hace mucho tiempo, broncearse era tan sencillo como exponerse al sol durante una buena cantidad de tiempo, pero en la actualidad, la desprestigiada y deteriorada capa de ozono, no permite que esto se repita, porque se correría el peligro grandísimo de adquirir alguna enfermedad de la piel, esto es ocasionado por los perjudiciales rayos Ultra Violeta. Otros efectos de carácter secundario que se originan con los rayos solares son las pecas, la aparición de arrugas, los puntos negros, las manchas  y las quemaduras. Lo que dictan estos tiempos, es buscar cómo broncearse en casa, para no exponer la piel a los riesgos innecesarios bajo el sol. Si se requiere mayor información de cremas para evitar las arrugas, lea algunas sugerencias aquí.

¿Cómo broncearse y protegerse de los rayos Ultra Violeta del sol?

Esta es una lista de sugerencias con las que se pueden evitar las quemaduras en la piel, cuando de intentar broncearse se trata.

  • cómo broncearse en casaPara cómo broncearse en casa, tenga en cuenta elegir un lugar que reciba el sol durante toda la tarde. Específicamente se recomienda que este lugar escogido esté lo más cerca posible a su casa o al lugar donde está hospedado en su tiempo de vacaciones. Cuando el sitio haya sido elegido debe alistar una buena bebida, un excelente libro y lo más importante, un reloj o un cronómetro, para llevar el tiempo exacto que va a dedicarle al bronceado de su cuerpo. Seguramente será una tarde de mucha relajación.
  • Es útil conseguir una silla de bronceo, sobre la que se extiende una toalla para acomodar el cuerpo boca arriba. Esta será la primera posición que se adoptará para cómo broncearse en casa. Lo siguiente será relajarse lo que más se pueda y disfrutar del sol por espacio de 15 minutos que se medirán con el reloj o cronómetro. Tener en cuenta el tiempo exacto de exposición, reducirá notoriamente el riesgo de una sobrexposición a los UV. Después de los primeros 15 minutos, la posición cambia a boca abajo para permanecer allí por otros 15 minutos, de esta manera será la espalda la que reciba su bronceado ideal.
  • Con estos primeros treinta minutos de exposición, es el momento indicado para la aplicación de un filtro solar. Funciona muy bien utilizar uno que tenga factor de protección solar (FPS) de 25 para alcanzar lo se denomina una exposición controlada. Este protector se debe aplicar de modo abundante en la totalidad del cuerpo. Los niños son los más expuestos a los rayos del sol, por esto es bueno protegerlos a toda costa, entérese aquí cómo hacerlo.
  • Luego de la aplicación correcta del filtro solar, y únicamente bajo esta condición, viene la segunda sesión segura de sol para cómo broncearse en casa. Se acomoda la silla rotándola 180 grados para que el cuerpo se pueda exponer en cada uno de sus dos lados por un nuevo tiempo de 25 minutos cada uno. Nuevamente boca arriba, y después boca abajo.
  • Con el uso del filtro solar de 25, la exposición al sol será suficiente para estos tiempos de reloj. Ahora, si lo que se quiere es una mayor posibilidad para broncearse o un mayor nivel de bronceado en el cuerpo, entonces será necesario utilizar bloqueador con un factor de protección solar FPS de 35 o incluso más.
  • Si este método se repite al segundo día y de la misma forma, se habrá respondido a cómo lograr un bronceado perfecto. De lo contrario, si no se quedó a gusto con los resultados obtenidos, un tercer día del procedimiento será suficiente para alcanzar el objetivo.
  • Obtener un buen bronceado sin quemarse, se puede lograr perfectamente siguiendo estos sencillos pasos. También está la opción de probar las cremas bronceadoras que se venden en el mercado por cientos. Teniendo mucho cuidado y buena protección contra los rayos UV, seguramente probarlas será una oportunidad placentera de recibir los beneficios del rey sol.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+