Muy pocas personas saben que la resequedad en los labios representa más que un inconveniente estético, también puede significar un problema de salud. Se necesita conocer la razón de los labios resecos para poder enfrentarlo, las causas pueden ser:

Cosméticos: Generalmente, los cosméticos que se elaboran para aumentar el volumen de los labios, tienen elevados contenidos de químicos, estos irritan los labios para cumplir su objetivo. Cuando se adquieran estos productos hay que fijarse en componentes como la capsaicina, el mentol y la menta, estos elementos pueden resultar nocivos.

labios resecosTemperatura: Este factor es muy importante porque los labios resecos pueden aparecer tanto en clima frío como en temperaturas mucho más cálidas, lo que quiere decir que su causa no es, como muchos creen, la exposición al clima frío. La utilización de calefacciones también causa la resequedad, por ejemplo, la de los automóviles y las viviendas. El sol quema los labios, incluso, sin importar si el cielo está nublado.

El fenol: Este es otro de los ingredientes con el que se debe tener cuidado porque causa la resequedad en los labios. Este compuesto se encuentra en varios bálsamos para labios, lo que ha hecho pensar que esta clase de productos se convierten en adictivos. Los exfoliantes faciales tienen altos niveles de fenol, con ello no es difícil pensar que ocasionan resequedad en la piel.

Medicamentos: Si las causas de la resequedad de los labios no están en los cosméticos o en los alimentos, entonces puede que la causa se encuentre en algunos medicamentos orales que se estén empleando. Los fármacos para combatir el acné son una muestra de ello, aunque no tienen ninguna acción directa sobre los labios, sí originan labios resecos. Otros productos como las cremas para el acné y antiarrugas, tienen combinaciones de retinoides, peróxido de benzoilo  o ácidos alfa-hidróxidos, que al entrar en contacto con los labios los irrita inmediatamente.

Alimentos: Los que pueden causar molestias en los labios son los ácidos de las frutas cítricas, los alimentos picantes, el químico toxicodendron de la cáscara de los mangos, que es el mismo elemento alergénico que tiene la hiedra venenosa. Si se padece de alergia por los frutos secos, hay que tener mucho cuidado, por ejemplo, con los cosméticos que se elaboran a base de manteca de karité.

Cuando se tiene piel sensible se es más propenso a las alergias que produce el uso de cosméticos. Esto también trae como consecuencia la deshidratación, la reacción de lamerse los labios frecuentemente y congestión severa de la nariz, lo que lleva a respirar forzosamente por la boca.

Consejos y tratamientos

  • No utilizar lápices para labios que ofrecen relleno o aumento del volumen.
  • Poner en funcionamiento un humidificador en la habitación.
  • Los lápices de labios o los humectantes que se utilicen deben brindar protección solar, estos deben utilizarse cualquiera que sea la estación del año y el clima que se tenga.
  • Es preferible usar labiales con pocos aditivos, esto permitirá tener menos labios resecos.
  • La irritación de los labios se puede sanar y controlar con la acción del aceite mineral o petrolato, compuesto que se encuentra en la jalea o en varios productos elaborados para labios.
  • Hay que implementar el hábito de no lamerse los labios y aplicarse un producto con petrolato para antes de dormir.
  • Mantenerse hidratado con mucho líquido resulta beneficioso, si ninguno de estos remedios da el resultado deseado, hay que consultar con un especialista, en este caso un dermatólogo, para evitar complicaciones posteriores.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+