Las mujeres de hoy tienen tantas ocupaciones que el tiempo parece no alcanzarles para mucho. Entre alistar a los niños para el colegio, ponerse bonitas para el trabajo y salir prácticamente corriendo, no hay espacio para un tema tan importante como la depilación de las piernas, sin embargo, cuando llega el verano, las vacaciones y las prendas cortas, es urgente tomar las tijeras y comenzar a trabajar.

Afeitarse las piernas no requiere de trucos o estrategias complicadas, de hecho es una tarea sencilla, no obstante, la diferencia está en los resultados, hay quienes obtienen piernas muy suaves y delicadas, pero en otros casos no es así, a continuación una serie de consejos útiles para que la depilación sea muy suave y bien lograda:

  1. afeitarse las piernasLo primero que debe tenerse en cuenta es humedecer las piernas o zonas que se vayan a depilar, por lo menos 3 minutos antes de iniciar el proceso. Cualquier zona que se desee depilar con piel seca o escasa de humedad, ocasionará irritación y molestia. Tampoco se trata de bañar la piel, como por ejemplo, estando dentro de una bañera, porque una piel mojada suele producir hinchazón en el contorno del vello, situación que complica un buen corte. Si la piel está solamente húmeda, afeitarse las piernas será más fácil y placentero, pues el vello está más suave, flexible y susceptible de ser cortado.
  2. Al momento de afeitarse pueden ser muy útiles las cremas o los geles que contienen emolientes para pieles resecas o sensibles, que se elaboran tanto para mujeres como para hombres. Realmente la diferencia de productos para unas y otros está en las fragancias, por lo que se recomienda el uso de cremas que no tengan fragancia alguna para que no se produzca irritación al depilarse.
  3. Cuando comience a afeitarse las piernas, es muy importante utilizar un exfoliante suave, por ejemplo, los de azúcar. También funciona una toalla pequeña con gel de ducha u otros exfoliantes como AHA o BHA, de uso común y diario que colaboran para que la resequedad de la piel sea mínima  y alcanzar un afeitado mucho más fino.
  4. Existen productos para la depilación hechos a base de menta, mentol y alcohol, el uso de esta clase de elementos puede no resultar aconsejable, siempre que ocasionan vello encarnado en la zona recién afeitada, además de enrojecimiento e inflamación. Si no se cuenta con cremas para afeitar, la opción recomendada es la utilización de acondicionadores para el cabello o también los geles de ducha. Así como los productos con irritantes deben evitarse, también los jabones de baño comunes, que muchos utilizan para afeitarse las piernas, son poco recomendables para la depilación.
  5. Cuando se elige una cuchilla para afeitarse, es bueno encontrar una que se acomode a su tipo de piel. No todas las cuchillas funcionan de la misma manera sobre la piel ni trabajan igual en todas las personas. Si se ha encontrado la cuchilla ideal, es importante hacer un cambio frecuente de hoja, y esto sí aplica para todas las cuchillas, cuando éstas han perdido el filo, no hay forma de ofrecer buenos resultados de corte. Encontrar la cuchilla adecuada es dar con lo que se llama la presión justa del afeitado según la densidad del vello y la textura de la piel misma.
  6. La mejor manera de afeitarse las piernas obteniendo los mejores resultados, es depilar en el lugar donde crece el cabello con trazos suaves y ejerciendo una presión constante y uniforme, de esta manera el proceso de corte será más fino y a ras.
  7. Después de afeitarse muchas personas suelen utilizar los exfoliantes AHA, estos contienen ácido glicólico, sustancia que irrita intensamente la piel cuando está recién depilada. No es necesario exponer la piel tanto a estas molestas irritaciones como a otras consecuencias como enrojecimientos e inflamaciones.
  8. Tampoco es recomendable el uso de toallas o esponjas después de afeitarse las piernas, la irritación puede aparecer como consecuencia de restregar más la piel, después de haberla expuesto a un proceso de exfoliación durante la depilación.
  9. Luego de la depilación, es útil aplicar un humectante durante la noche. Si en el día las piernas van a recibir sol, entonces puede aplicarse un humectante que tenga filtro solar, SPF 15 o incluso más, constatando que este producto tenga dentro de sus ingredientes los protectores contra los rayos UVA como la avobenzona, óxido de cinc y dióxido de titanio.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+