En todas partes se escucha o se lee que la manera más adecuada para lograr adelgazar y eliminar del organismo toda la grasa acumulada, es un complemento de dieta alimenticia y ejercicio físico. Esto no es una mentira, por el contrario, es un concepto válido y cierto, no obstante, es absolutamente sincero decir que ni la dieta ni el ejercicio alcanzan una eliminación total de la grasa corporal. En este orden aparecen otros interrogantes y la búsqueda de otras alternativas se reúne en una sola opción: la cirugía cosmética. Una de las preguntas frecuentes es ¿liposucción y lipoescultura es lo mismo? Hay que partir de la duda sobre cuál tipo de cirugía es mejor, porque las dos representan a las cirugías más populares que se practican para moldear y mejorar la apariencia física, luego hay que poder definir y diferenciar la una de la otra, aquí una ayuda práctica.

Liposucción

Una cirugía de liposucción, es aquella que tiene como objeto la eliminación de cantidades grandes y medianas de grasa del organismo. Este procedimiento quirúrgico es de los más utilizados tanto por mujeres como por hombres, principalmente para retirar las grandes cantidades de grasa que reposan, faltando a la estética, el en pecho, el estómago, los muslos, brazos y caderas. En la discusión de si ¿liposucción y lipoescultura es lo mismo?, hay que decir que para poderla llevar a cabo la primera, se requiere anestesia general para el paciente y termina con un tiempo prudente de recuperación, para que la persona pueda retomar su vida y actividades normales.

Lipoescultura

¿liposucción y lipoescultura es lo mismo?Por su parte y para poder definir si ¿liposucción y lipoescultura es lo mismo?, está la lipoescultura o también denominada liposucción tumescente, que para comenzar, tiene menos desventajas que la primera. El procedimiento de lipoescultura realiza la eliminación de la grasa del organismo, pero en cantidades medias y pequeñas que le brindan al cuerpo ajuste y forma en determinadas zonas. Esta cualidad, de dar forma, acentuar y moldear la figura del paciente, es la que le da el término de “escultura” como lo dice su nombre. Las zonas del cuerpo que son susceptibles a este tipo de procedimiento son las mejillas, el abdomen, el pecho (para el caso de los hombres), las nalgas y el cuello, aquí es aconsejable un tratamiento para exfoliar el cuerpo. La metodología que utiliza la lipoescultura, consiste el hacer diminutas incisiones por donde se proporciona la solución tumescente de epinefrina y lidocaína con ayuda de una cánula, aquí radica la principal diferencia con el proceso de la liposucción.

La eliminación de la grasa se logra succionándola, mediante la aplicación de una solución. El trabajo que realiza la epinefrina es el de disminuir el tamaño de los capilares y de esta manera reducir la pérdida de sangre. La aplicación de la lidocaína lo que permite es adormecer el área que está siendo trabajada. Esta cirugía no requiere de tiempo alguno para su recuperación, porque la única consideración que tiene son las pequeñas cicatrices que se producen por los cortes diminutos. También es un hecho positivo de este procedimiento, que los resultados se pueden ver luego de terminado y de manera inmediata.

Estas son las diferencias básicas que responden al interrogante de si ¿liposucción y lipoescultura es lo mismo? Por estas razones, es fácil explicar por qué es tan atractiva la segunda opción para el público en general.

Riesgos y beneficios

Pero para escoger entre estas dos alternativas de cirugía cosmética, no es suficiente saber cómo se realizan en los pacientes, hay que entender la clase de riesgos y los beneficios puntuales de cada  una de ellas. Solamente así, se podrá tomar una decisión adecuada; consultar con un profesional de la medicina o un especialista en operaciones estéticas o cosméticas, despejará todavía  más las posibles dudas que se tengan.

Con el consejo de un médico también se tendrá certeza sobre el procedimiento más recomendado para cada persona, de acuerdo a su estado general de salud. Otra consideración para determinar si ¿liposucción o lipoescultura es lo mismo?, es el costo de cada operación. Es bueno saber que la cantidad de grasa que tenga que extraerse del cuerpo, así como la anestesia que se requiera para la operación, son elementos que variarán considerablemente el valor económico de los dos tratamientos. Si se tiene todo esto calculado, entonces se puede dar el paso.

Después de conocer las diferencias para ¿liposucción y lipoescultura es lo mismo?, es claro que las dos persiguen que la apariencia de las personas mejore sustancialmente y con ella, la seguridad, la autoestima y la confianza, sin que se presenten mayores complicaciones. Para cerrar, la última indicación es que cualquiera de los tratamientos debe hacerse de acuerdo a la realidad, es decir, con expectativas que nos mantengan siempre con los pies sobre la tierra.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+