La exfoliación de la piel no requiere de químicos artificiales, existen ingredientes que se encuentran en casa que tienen las propiedades necesarias para funcionar como exfoliantes naturales, con este artículo se podrá aprender la preparación de mascarillas hechas con productos tan comunes de la casa y especialmente de la cocina.

Por qué hay que exfoliar la cara y cómo hacerlo de una manera natural

Mantener la piel con salud y frescura es una tarea que el mismo organismo realiza de manera natural, mediante el permanente remplazo de las células viejas por células para estrenar. Cuando las células mueren forman capas en la superficie de la piel gracias a la sustancia llamada queratina, con el paso de loa años, la acumulación de queratina oculta la piel renovada y fresca, de manera que se hace necesaria la exfoliación para erradicar justamente la acumulación de células muertas. Este proceso de exfoliar la cara no debe ser exagerado porque la queratina también cumple funciones protectoras sobre la piel, de modo que los exfoliantes caseros devuelven de manera natural la piel joven y renovada.

Exfoliantes faciales hechos en casa

exfoliar la caraSe elabora una pasta espesa mezclando aceite de oliva extra virgen con un poco de azúcar blanco del tipo orgánico. Esta es una de las recetas más sencillas que se pueden elaborar en casa. Un exfoliante parecido se logra con granos de café o sal, mezclados con aceite de oliva, estos dos remedios caseros se utilizan sobre la cara aplicándolos cuidadosamente dos veces a la semana.

Otro compuesto que ayuda a exfoliar la cara es el bicarbonato de sodio, se combina con agua y se forma una pasta que se coloca sobre la piel en la parte del cuerpo que se crea necesitada de exfoliación. En el rostro hay que tener mucha precaución con los ojos; las partes del cuerpo que se pueden exfoliar con mayor facilidad son los pies, las piernas, los brazos y codos.

Hay exfoliantes hechos a base de frutas y estos son muy efectivos entre más sencillos se elaboren. Las frutas tienen ácidos alfa hidróxidos, que trabajan como exfoliadores expertos, porque tienen la capacidad de disolver los compuestos que mantienen a las células muertas todavía en la piel.

El banano, la piña, kiwi, pera o papaya, son frutas adecuadas en la realización de una mascarilla para exfoliar la cara. Cada una por separado pero también en una mezcla de todas, a la que se le puede agregar avena, miel o yogur y aplicar sobre la piel para que trabaje por 10 o por 15 minutos. Terminado este tiempo de retira y se lava la cara con bastante agua fría.

Un gran exfoliante para la piel grasosa es la arcilla, sin embargo también sirve para todo tipo de piel. Este material que se puede combinar en una cantidad de 30 gramos en polvo, una cucharada de glicerina y tres cucharadas de agua destilada. La mezcla se esparce en capas delgadas sobre la piel y se deja secar puesta. Con agua fría se retira esta mascarilla, garantizando hidratación y suavidad de la tez.

Exfoliantes naturales para el cuerpo

Todas las formulaciones anteriores sirven no solo para la cara sino también para el cuerpo, si se trata de otras áreas grandes, pues se utilizan porciones mayores. También se exfolia el cuerpo mediante una esponja vegetal que se humedece agregando jabón orgánico o gel de ducha y frotando la zona que se quiere limpiar, sin exagerar en el movimiento o la fuerza, pues esto podría empeorar la situación de la piel. El servicio de la esponja será más útil en codos, brazos, pies y piernas, lugares del cuerpo donde se acumulan más células muertas.

La exfoliación del cuerpo también tiene su receta para preparar, se logra mediante la combinación de una taza de avena seca y una de almendras, a esta mezcla se le agrega un aceite esencial de lavanda, jazmín o menta, el que más guste a la persona. La avena y las almendras se baten en la licuadora y después se incorporan gotas de aceite esencial y agua, esta pasta que resulta se esparce cuidadosamente por el cuerpo para lograr una buena exfoliación.

Se coloca una toalla debajo de los pies para aplicar las cremas o pastas exfoliantes para el cuerpo. La pasta se retira mediante toallas de papel para después darse un baño en la ducha y lavar toda la piel. Esta receta se realiza una vez cada semana, Así como se cuida la piel con recetas para exfoliar la cara, se debe utilizar un gel humectante después de las exfoliaciones para que la piel no sufra de resequedad, ayuda mucho, antes de vestirse, aplicar una loción corporal, preferiblemente de origen natural.

La preparación de esta clase de exfoliantes naturales es un remedio contundente para refrescar y rejuvenecer la piel, ahorrando dinero con facilidad. Combinar todas estas recetas le ofrecerá al cuerpo la uniformidad y tonalidad de piel que siempre se ha deseado.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+