En la actualidad existen procedimientos para la nariz, sin someterse a cirugía invasiva, para aquellas personas que desean cambiar la forma de esta parte de su rostro. Este método alternativo presenta beneficios como resultados rápidos, poco dolor, en ocasiones nada de dolor y menos tiempo para la recuperación. Cuáles son esas opciones para conseguir una nariz respingada sin operación, aquí las más conocidas, sin consecuencias ni efectos a la salud y tan económicas que también cuidan el bolsillo.

Cómo es el procedimiento nasal sin cirugía

El método que se utiliza es el de inyectar sustancias como el Restylane o Radiesse y el más conocido, el Botox, compuestos que ayudan a mejorar la forma de la nariz. Si el problema nasal no es de consideración, estos productos alcanzan resultados que mejoran contundentemente la imagen y la presencia de la persona. De manera contraria a los procedimientos quirúrgicos, estos inyectables benefician con mayor rapidez al paciente y su tiempo de recuperación es casi nulo.

nariz respingada sin operaciónCualquier paciente que se quiera practicar una cirugía nasal, seguramente se asombraría al saber que puede mejorar la forma de su nariz sin acudir al quirófano. Los resultados así lo avalan, obtener una nariz respingada sin operación, es una opción tan real que remplaza la convencional rinoplastia.

Nariz respingada en solo 15 minutos

Un procedimiento nasal es hoy en día más fácil de lo que era anteriormente. Los métodos modernos requieren solamente de 15 minutos y sin cirugía, para que las personas obtengan una nueva nariz, es decir, una nariz mejorada, con forma ideal, que llena de seguridad a las personas que se lo aplican.

Lo que se recibe en esos 15 minutos es un tratamiento a base de Radiesse, Restylane o el Botox, de acuerdo a la sugerencia que el médico especialista realice. Esta intervención no es quirúrgica y consiste en la aplicación de inyecciones faciales, que antes eran útiles para combatir las arrugas y las incómodas patas de gallo, ahora son exitosamente empleadas para nivelar bultos o golpes producidos en la nariz.

Son, tal vez, los 15 minutos más cortos para una nariz respingada sin operación, el proceso no presenta dolor y basta una sola cita para completarlo. Lo que se hace es ocultar, casi desaparecer, las partes que son anormales, mediante la inyección facial que aplica el doctor. Muchos pacientes consideran que la nariz podría aumentar de tamaño con la inyección, pero no existe tal posibilidad, lo que hace este tratamiento es alisar la nariz, para que se vea tan recta como una autopista. Esta opción resulta más económica y cómoda que la cirugía extensiva, por lo que muchos pacientes la prefieren para mejorar la apariencia de su rostro.

Quiénes pueden acceder al procedimiento

Ya se aclaró que esta es una opción muy importante y eficaz para personas que no quieren someterse a la cirugía y que requieren rapidez en los cambios nasales. El procedimiento es útil para pacientes con deficiencias estéticas menores, golpes o bultos en la nariz, sin embargo, si un hombre o mujer tiene malformaciones nasales de consideración, este no es el tratamiento adecuado para su problema, como tampoco lo será para quienes persiguen una nariz más pequeña. En estos casos particulares, los 15 minutos no son suficientes, lo ideal es la cirugía invasiva.

¿Duelen los tratamientos sin cirugía?

No se presenta dolor alguno, es la mejor opción para tener una nariz respingada sin operación, por esto son tan populares y practicados. Puede que se note algún tipo de incomodidad en algún paciente, pero no hay dolor durante el procedimiento. Una persona que se lo aplica, puede volver a su cotidianidad después del tratamiento y con resultados rápidos. Puede realizar todas sus actividades diarias con total normalidad.

Respingador nasal o correctores de nariz

Este es un elemento que pertenece a otra clase de ayudas no invasivas que también se presentan como alternativas para mejorar el aspecto de la nariz. Es útil para las personas que teniendo nariz muy ancha y no les gusta el tema de las inyecciones, puedan remediar los tabiques imperfectos sin operaciones quirúrgicas, que podrían tener consecuencias poco agradables.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+