El color de tu piel depende de varios factores, siendo la melanina, producida en células de la piel llamadas melanocitos, el más importante de todos. Si tu piel es oscura, es porque tus melanocitos producen más melanina. Como ya sabemos hay 5 tipos o tonalidades de piel, de la cual nosotras las latinas tenemos un tipo 3, 4 o 5 que son tonos más oscuros por nuestra genética. Veamos algunos tips para aclarar la piel a continuación.

Remedios Caseros para Aclarar la Piel de Manera Natural

  1. Leche como aclarante de piel

La leche es un producto rico en calcio. El calcio, junto con muchas otras funciones importantes en nuestro organismo, regula el tono normal de la piel, estimulando los melanocitos, las células de la piel que producen el pigmento, la melanina. Además, al proporcionar un mayor contenido de calcio a las capas superiores de la epidermis, ayudas a mantener una barrera efectiva contra la pérdida de humectación. Esto evita que la piel se reseque, lo que a su vez la hace ver más oscura. La leche también contiene ácido láctico, el cual reduce la pigmentación de tu piel, dando a tu cutis una apariencia más clara.

¿Cómo usar la leche como aclarante de piel?

Necesitas:

  • Leche (preferiblemente de vaca o de cabra) – 1 taza
  • Toalla de manos

 

Haz lo siguiente:

  • Toma la taza de leche y caliéntala un poco. Necesitas leche tibia, no caliente.
  • Sumerge la toalla de manos en la leche tibia.
  • Escurre la toalla para desechar el exceso de leche. Si bien debe estar completamente impregnada en leche, no ha de gotear.
  • Ahora frota tu piel suavemente con la toalla.
  • Tan pronto la toalla se seque, sumérgela de nuevo en la leche y repite el procedimiento.
  • Repite el ciclo de sumergir y frotar unas 3 o 4 veces.
  • Haz esto a diario, preferiblemente después del baño.
  • Después de un par de semanas, puedes hacerlo dos veces a la semana en vez de hacerlo todos los días.
  1. Yogurt para aclarar la piel

El ácido láctico es un bien conocido remedio para aclarar naturalmente la piel. Este ácido es el más suave de los alfa-hidroxiácidos (AHAs). Los alfa-hidroxiácidos actúan como agentes exfoliantes, contribuyendo a la rápida remoción de las células muertas de la superficie de la piel. Esto genera mayor renovación celular, lo que a su vez reduce la opacidad de la piel, dándole un efecto de iluminación a tu cutis. Como agente aclarante de piel, el ácido láctico ayuda a blanquear la piel hiperpigmentada, al reducir la producción de melanina. Por esto es que tiene sentido utilizar el yogurt, rico en ácido láctico, para aclarar la piel con remedios naturales.

Formas de utilizar el yogurt como aclarante para la piel

  1. Toma un poco de yogurt natural sin sabor ni endulzantes. Frótalo suavemente sobre tu piel por 2 o 3 minutos. Deja el yogurt en tu piel por algunos minutos más; ahora enjuágate usando agua tibia. Repite este proceso todos los días.
  2. Mezcla yogurt con zumo de limón y avena en hojuelas para hacer una mascarilla. Aplícala a tu piel. Déjala entre 15 y 20 minutos antes de quitártela, lavándote con agua.
  3. Agrega 1-2 cucharaditas de miel a una cucharada de yogurt. Aplica esta mezcla a tu piel. Déjala actuar entre 15 y 20 minutos. Lávate la cara con agua. Repite el procedimiento a diario.

 

  1. Zumo de limón para aclarar la piel

El zumo de limón es un astringente natural con propiedades blanqueadoras. Además, si quieres aclarar el tono de tu piel y tienes piel grasosa, el limón es la opción perfecta para ti. Sus propiedades astringentes estrechan los poros de la piel, reduciendo la secreción de sebo, y su acidez natural blanquea la piel. Como el zumo de limón es rico en vitamina C, ayuda a acelerar la producción de nuevas células, con lo que te desharás de la opacidad, logrando una piel radiante.

Maneras de utilizar el zumo de limón como aclarante

  1. Toma un limón y exprímelo. Sumerge una bola de algodón en el zumo de limón y aplícalo con ella sobre el rostro o cualquier zona con piel oscura. Déjalo actuar entre 10 y 30 minutos y lávalo con agua. Repítelo diariamente.
  2. Si te quieres evitar el trabajo de exprimir el zumo del limón, simplemente corta un limón por la mitad y frota una de las mitades en tu rostro durante 10 o 15 minutos. Deja el jugo sobre tu rostro durante otros 10-15 minutos antes de lavarte.
  3. Para la piel grasosa, prepara esta mascarilla que además aclarará el tono de tu piel. Mezcla 1 cucharadita de zumo de limón con 2 cucharaditas de agua de rosas y 1 cucharadita de tierra de Batán. Forma una pasta con estos ingredientes y aplícala en tu rostro. Déjala actuar por 15-20 minutos y luego lávate bien.
  4. Si tu piel es reseca, mezcla una cucharadita de zumo de limón con una de miel y otra de aceite de oliva. Ahora aplica esta mezcla en tu rostro, masajeando suavemente por algunos minutos, Déjala actuar durante 10-15 minutos y luego lávate con agua tibia.

Cuidado: Nunca te expongas al sol después de haber aplicado zumo de limón en la piel. El zumo de limón deja tu piel extremadamente sensible a los rayos del sol que pueden, de hecho, decolorarla incluso más. También, recuerda no usar el zumo de limón si tienes heridas abiertas en la piel.

 

  1. Polvo de arroz para aclarar la piel

Las mujeres de Asia han usado tanto el agua como el polvo de arroz para tonificar y aclarar su piel desde hace mucho tiempo. La ciencia actual ha confirmado los efectos benéficos del extracto de arroz sobre la piel madura, así como sus propiedades aclarantes. El arroz es un producto rico en ácido para-aminobenzoico (PABA), que actúa como un bloqueador solar natural. Al consumir PABA, el nivel de vitamina C de tu cuerpo se eleva. El arroz también contiene ácido ferúlico, un antioxidante que, en conjunto con las vitaminas C y E, brindan una excelente protección contra la radiación solar. Un estudio realizado sobre los extractos del salvado de arroz ha comprobado sus efectos humectantes, aclarantes y anti-edad sobre la piel.

¿Cómo preparar una mascarilla aclarante de polvo de arroz?

Necesitas:

  • Arroz sin cocinar- ½ – 1 taza
  • Leche-La suficiente para hacer una pasta
  • Agua tibia

Haz lo siguiente:

  • Tritura el arroz hasta hacerlo polvo.
  • Agrega leche al polvo hasta formar una masa. Si eres alérgico/a a la leche, puedes utilizar agua para formar la masa.
  • Aplica esta pasta de polvo de arroz en tu rostro y cuello.
  • Déjala actuar entre 20-30 minutos.
  • Lávate con agua tibia.
  • Repite 2-3 veces por semana.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+