La halitosis es el nombre de lo que habitualmente se conoce como mal aliento o mal sabor en la boca. Para tratarla existen varios remedios caseros que no están de más probarlos. Desde la avellana, perejil, albahaca, semillas de hinojo, manzana, pera, vinagre de sidra de manzana, bicarbonato, té de perejil y mirra, gaulteria, zanahoria, canela, cardamomo, menta, limón y clavos de olor, entre los más conocidos.

Eliminar el mal aliento es una preocupación de cientos de personas, esta enfermedad puede ser causada por varios agentes, una mala alimentación, úlceras gástricas, una enfermedad periodontal, inconvenientes respiratorios, la intolerancia a lactosa, deshidratación, maña digestión, etc. También algunos alimentos pueden ser los causantes de la halitosis, las especias, el ajo y la cebolla, no ayudan precisamente a mejorar el sabor y olor de la boca. La Clínica Mayo sostiene que la realización de dietas y la descomposición de químicos, colaboran para tener mal aliento.

eliminar el mal alientoLos síntomas que presenta o puede presentar una persona con mal aliento son:

  • Sabor amargo en la boca
  • Presencia de capas mucosas amarillas o blancas sobre la lengua
  • Descarga de mucosas provenientes del conducto nasal
  • Nódulos de color blanco en las amígdalas
  • Resequedad bucal

Su forma más complicada se da cuando el cepillado diario y el lavado no logran controlarlo, este fenómeno se considera como una halitosis crónica que es necesario tratarla.

Es común que las personas busquen eliminar el mal aliento, ya que este problema puede interferir en la presentación personal y en las relaciones profesionales de quienes lo sufren. Las consecuencias suelen ser complejos de inferioridad e inseguridad en sí mismos. Será un dentista quien responda por las causas del mal aliento, para que se pongan en práctica los tratamientos caseros de acuerdo a aquello que lo origina:

Limón: Después de consumir alimentos con contenidos de especias como el ajo y la cebolla, un poco de limón con sal puede darle frescura a la boca luego de comer, eliminando cualquier posibilidad de mal aliento.

Semillas de hinojo: El extracto de semillas de hinojo se puede aplicar sobre las encías y la lengua, también se pueden consumir semillas pulverizadas o directamente para laverse muy bien la boca con estas.

Perejil, albahaca, menta: Estas hojas son susceptibles de ser masticadas para lograr una reducción de gases del intestino y promover un aliento más fresco.

Cardamomo: El aceite que se extrae del cardamomo es esencial para eliminar el mal aliento, de hecho este es la receta casera más fácil de experimentar para darle mejora al sabor de la boca, simplemente se trata de masticar cardamomo una vez se haya terminado de comer.

Clavos de olor: Estos poseen cualidades antisépticas poderosas. Se hace polvo de tres o cuatro clavos de olor y se hierven en una sola taza de agua, esta preparación se cuela y se hacen gárgaras con la mezcla periódicamente.

Té de mirra y perejil: Se elabora un té de hojas de perejil con 2 o 4 clavos de olor y una cucharadita de mirra en polvo, esta preparación se utiliza a manera de enjuague bucal por lo menos dos o tres veces al día, cada preparación sirve para repetirlo algunos días más.

Vinagre de sidra: La digestión irregular tiene solución tomando un poco de vinagre de sidra con agua antes de cada comida, la mejoría redundará también en eliminar el mal aliento.

Bicarbonato: La acidez bucal mejorará considerablemente usando bicarbonato para el lavado de los dientes.

Avellana: Esta hoja tiene la capacidad de absorber el mal aliento mientras se mastica lentamente.

Menta y gaulteria: Estas son refrescantes para la boca y desaparecen la halitosis. Es por esto que hacen parte de casi todos los productos que se venden para la salud de los dientes.

Pera, manzana y zanahoria: La frutas como estas ayudan a limpiar los dientes y con ello a eliminar el mal aliento. Cuando se consumen se elabora saliva y el organismo recibe dosis importantes de fibra.

Canela: Las hojas y ramas de la canela contrarrestan el mal sabor de la cebolla y el ajo, la canela se mantiene en la boca hasta que su esencia se extraiga completamente.

Junto a la práctica de estos remedios caseros es pertinente indicar que la higiene bucal debe mantenerse a diario. Los dientes se deben cepillar después de comer y se debe utilizar la seda dental. El dentista hará con frecuencia lavados más profundos y el respectivo llenado de cavidades, estos detalles y sugerencias harán que la persona tenga más seguridad y confianza en sí misma.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+