Es posible detener la rapidez con la que se cae el cabello, especialmente en aquellas partes donde difícilmente vuelve a crecer, esto se logra con remedios caseros como el jugo de cilantro, las hojas de alheña, la grosella espinosa india, reetha, semillas de pimienta negra, pimienta cuajada, limón, shikakai, agua de coco, aceite de mostaza y café, entre los más utilizados. La caída del cabello, alopecia o comúnmente conocida como calvicie, consiste en la pérdida masiva de cabello en lugares donde este no volverá a aparecer. Lo general es que esto se produzca en el cuero cabelludo, pero igualmente otras zonas del cuerpo donde hay presencia de cabello, lo pueden sufrir.

Aunque los hombres suelen ser los principales objetivos de esta enfermedad, el fenómeno también se ha registrado en mujeres. Sus causas más comunes son la nutrición inadecuada, las enfermedades de largo padecimiento, el desbalance hormonal del organismo y el estrés, los factores genéticos y la herencia también se constituyen en causas de calvicie. Existen métodos que buscan prevenirla e igualmente tratarla, en otras épocas se presentaba como algo incurable, en la actualidad, los remedios caseros y los cuidados sencillos la pueden evitar.

caída del cabelloLa caída del cabello sigue una serie determinada de situaciones, lo primero es la pérdida de pelo en su propio nacimiento, en la frente y posteriormente continúa la caída hacia atrás. En la parte más alta de la cabeza se nota el desarrollo de cabellos delgados. En el caso particular de los hombres, el cabello se cae como consecuencia del factor hereditario hasta el punto de quedar la cabeza sin un solo pelo. Las mismas razones genéticas hacen que en las mujeres esto no llegue a esos extremos.

Una alopecia sucede como consecuencia de uno de estos factores o también por la combinación de varios de estos:

  • Quimioterapia y tratamientos similares
  • Enfermedades duraderas como fiebre tifoidea, anemia, etc.
  • Edad
  • Factores hereditarios o genéticos
  • Cambios hormonales en el organismo
  • Alimentación inadecuada
  • Quemaduras o exposición a gases
  • Estrés o trauma

Tanto para hombres como para mujeres, los remedios hechos en casa resultan eficaces para lograr la disminución de la caída del cabello. Estas fórmulas deben realizarse con tiempo, porque de lo contrario habrá que invertir mucho más en trasplantes y cirugías, tratamientos que pueden incluir en el organismo consecuencias adversas de consideración. A continuación, algunos métodos para enfrentar el problema de caída del cabello, de elaboración casera:

Agua de coco: Esta fuente de proteínas tiene la propiedad de restaurar el crecimiento del cabello, extrayendo el agua de coco y se coloca sobre la zona donde se está cayendo el pelo.

Semillas de pimienta negra y limón: Estos dos elementos se combinan y con la pasta resultante se hace una aplicación en el área perjudicada, esta receta actúa a manera de prevención buscando detener la caída del cabello.

Mezcla herbal: Se forma una pasta con la mezcla de las plantas indias grosella espinosa india, vibhitaki, bhringaraja (edipta alba) y haritaki. Esta mezcla se coloca sobre la zona que se está quedando calva.

Café: Los estudios que se han hecho a las propiedades del café, han indicado que este producto ayuda a reponer el cabello que desaparece en las áreas de calvicie. Así lo afirma la European Hair Research Society, acerca de este remedio, el más sencillo para luchar contra este inconveniente.

Aceite de oliva, canela y miel: Con la canela pulverizada, la miel y el aceite de oliva, se forma una pasta consistente que debe colocarse sobre la cabeza, en las zonas que más lo necesitan, dejándola por 15 minutos y lavar posteriormente con agua.

Jugo de cilantro: Las hojas de cilantro producen un jugo especial que sirve para evitar la caída del cabello. Al aplicarse en el cuero cabelludo, restituye con eficacia el crecimiento de pelo en las áreas con mayor problema.

Cuajada y pimienta: Debe aplicarse el resultado de mezclar estos ingredientes en la cabeza, especialmente donde se note mayor pérdida de pelo.

Grosella espinosa india, shikakai, reetha: Estos ingredientes se combinan y se hierven en agua para elaborar una especie de champú que debe utilizarse de manera frecuente. Este es, sin duda, uno de los métodos caseros más útiles y efectivos para reducir la pérdida de cuero cabelludo.

Semilla de fenogreco: Mezclando la semilla de fenogreco con agua, se aplica por espacio de una hora en las zonas afectadas, posterior a este tiempo, la mezcla se retira con agua, lo más aconsejable es realizar continuamente el remedio durante un mes.

Hojas de alheña y aceite de mostaza: Debe aplicarse la combinación de estos dos compuestos para colocar donde se produce la calvicie.

Gandul: Tanto para prevenir la caída del cabello, como para tratarla cuando se presente, es bastante funcional la pasta que se consigue con el gandul.

Regaliz, leche y azafrán: Este remedio consiste en incorporar un poco de azafrán y trozos de regaliz con leche y aplicar la mezcla sobre la parte de la cabeza que tiene problemas de calvicie, después se lava con agua tibia, esta fórmula se utiliza una vez a la semana.

Más allá de estas fórmulas hechas en casa para prevenir la calvicie, es aconsejable descansar lo suficiente y reducir las posibilidades de enfermar por estrés, de la misma manera, es bueno tener una alimentación saludable, es decir, sin alimentos picantes o con excesos de sal. También hay que eliminar de la cotidianidad el consumo de alcohol y de cigarrillo. Hay que dormir bien y el tiempo suficiente para descansar plenamente, lo que hace que el cuerpo mantenga la homeostasis. Siguiendo estos consejos y poniendo en práctica estas recetas, no solo se evitará la caída del cabello, sino que hará que el que tiene se vea más rejuvenecido y lleno de vitalidad.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+