Son muchas las alternativas que existen para crecer el cabello rápido, pero ninguna se puede considerar como mágica, de manera que se pretenda un crecimiento importante de un día para otro.  Cuando alguien pretende que su cabello crezca lo suficiente como para pasar del cuello hasta la cintura, realmente perderá tiempo y esfuerzo porque esa clase de milagros no se pueden producir. Salvo que se utilicen extensiones o se coloquen pelucas, de manera natural esto es prácticamente imposible. Lo que sí está claro es que hay opciones y métodos que pueden aumentar el potencial del cabello para que este crezca con regularidad o por lo menos más rápido de lo normal, para ello es necesario armarse de mucha paciencia.

No lavar el cabello todos los días

Esto puede que no sea muy higiénico que se diga, pero la verdad es que cuando se lava el cabello a diario, e incluso más de una vez al día, produce un deterioro natural del cabello, arrancando las hebras y desapareciendo los aceites esenciales del pelo. Para que estos aceites ejerzan su función constantemente, es importante no lavarlo con tanta frecuencia.

crecer el cabello rápidoEsta práctica hace que el cabello se acostumbre y por esta razón deja de verse como si estuviera sucio, cada vez que se lava, dicho lavado permanece por más tiempo. La sugerencia que se hace es lavar el cuero cabelludo 2 o máximo 3 veces durante la semana, con esto el pelo se verá y sentirá con mayor salud y más brillo.

Peinar en vez de cepillar
Ayudar de buena manera a crecer el cabello rápido se hace utilizando una peinilla de cerdas amplias para después de haberse duchado. Los movimientos con este peine deben ser lentos y suaves para conseguir que el pelo desenrede con facilidad. Por su parte, el cepillado no hay que realizarlo cuando el cabello está todavía mojado, porque de esta manera es más fácil que se quiebren las hebras. Si es de su gusto hacerse trenzas tipo africanas, utilizar horquillas o peinarse al estilo cola de caballo, tenga cuidado de no tensar demasiado el cabello.

Dar masaje al cuero cabelludo
Las yemas de los dedos son fundamentales para dar adecuados masajes al cuero cabelludo, preferiblemente unas tres veces durante la semana y teniendo en cuenta hacerlo en toda la cabeza. Realizar estos masajes le entrega al cabello oxígeno y nutrientes esenciales, gracias a que con ellos se ayuda a mejorar la circulación de la sangre, ésta lleva con mayor fluidez los nutrientes que necesitan los folículos capilares. Además, las raíces del cuero cabelludo se relajan y se fortalecen con un buen masaje.

Utilizar tratamientos acondicionadores profundos
Estos tratamientos facilitarán el fortalecimiento y la humectación de las hebras para crecer el cabello rápido, también se obtiene un cabello menos quebradizo, más manejable y brillante. La proteína y la humectación son las cualidades esenciales que pierde el cabello en estado de deterioro. Estos elementos se deben remplazar con anterioridad al tratamiento capilar. La estructura original del cabello se restaura con un tratamiento de acondicionador profundo, estos pueden efectuarse antes y después de cada proceso químico. Uno de los más utilizados es el Macadamia, que repara el cuero cabelludo y sus propiedades brindan manejo y suavidad al cabello.

Utilizar protectores de calor
Los protectores contra el calor son ayudas óptimas para la conservación de las hebras que se deterioran todos los días. Esta protección es esencial si se emplea con frecuencia la plancha, los secadores y demás aparatos térmicos sobre el cuero cabelludo. Con una adecuada protección del pelo, éste no solo crecerá más rápidamente, sino que lo hará con salud y belleza.

Reducir los niveles de estrés
El estrés es un fenómeno que afecta la salud general de las personas y ni siquiera el cabello se salva de sus efectos negativos. Los estados frecuentes de estrés hacen que el crecimiento del cabello se detenga, el cuero cabelludo se hace quebradizo y débil. Para crecer el cabello rápido es necesario aprender a controlar los niveles de estrés, para ello se puede intentar lo siguiente:

Respiración profunda, meditación, realizar actividades de recreación, cocinar, hacer jardinería, leer, hacer yoga, practicar un deporte o hacer ejercicios con regularidad. El cabello crecerá más rápido y saludable si se logra una reducción considerable del estrés corporal y mental.

Acerca del autor:

Dayana García es consultora de imagen. Para estar al tanto de sus ultimas noticias, Sigueme en Google+