En algunos casos, el tono oscuro no es el tono natural de tu piel. Se puede llegar a oscurecer por el bronceado, resultado de la exposición a los rayos solares. De hecho, tu piel adapta su color respecto a la intensidad de la luz irradiada por el sol para protegerte de los rayos ultravioleta que pueden dañar tu piel.

...
Continuar leyendo »