Tener la piel bronceada es sinónimo de moda, de descanso, salud y plenitud. Hace mucho tiempo, broncearse era tan sencillo como exponerse al sol durante una buena cantidad de tiempo, pero en la actualidad, la desprestigiada y deteriorada capa de ozono, no permite que esto se repita, porque se correría el peligro grandísimo de adquirir alguna enfermedad de la piel, esto es ocasionado por los perjudiciales rayos Ultra Violeta. Otros efectos de carácter secundario que se originan con los rayos solares son las pecas, la aparición de arrugas, los puntos negros, las manchas  y las quemaduras. Lo que dictan estos tiempos, es buscar cómo broncearse en casa, para no exponer la piel a los riesgos innecesarios bajo el sol. Si se requiere mayor información de cremas para evitar las arrugas, lea algunas sugerencias aquí.

...
Continuar leyendo »