Una vez que se conozca la estructura del pelo reseco y maltratado, se puede identificar por lógica la causa de los problemas que lo aquejan e incluso se puede saber de antemano cuáles productos se requieren para solucionarlos.

Sabemos que el aceite natural (sebo) que secretan las glándulas sebáceas mantiene el cabello brillante y saludable. Cuando este sebo se produce en exceso, el cabello luce grasiento; cuando se produce en cantidad insuficiente, el cabello se reseca, las puntas se abren y aparece el frizz. En este caso los mejores consejos para cuidar el cabello tienen que ver con la restauración de su aceite natural para eliminar la resequedad. Es así de simple. Miremos más detenidamente las causas de la producción insuficiente de sebo para luego entrar a discutir las mejores medidas preventivas contra ello.

Causas de la resequedad del cuero cabelludo

  1. Alimentación.
  2. La causa más común de el pelo reseco es el uso excesivo del champú. Es cierto que no puede prescindirse del champú para limpiar el sudor y la suciedad que se acumulan en el cabello, pero al mismo tiempo los champús, siendo detergentes, eliminan el aceite natural del cabello con cada lavado. Y además, lavar con champú sin usar acondicionador es incluso más perjudicial.
  3. El uso frecuente de los secadores y las planchas para alisar son otra causa común de tener el pelo reseco. Es muy simple: a menos que usted conozca maneras “seguras” de usar estos utensilios, mejor no los use.
  4. El uso de tintes químicos sobre el cabello.
  5. Sobrexposición al sol y al viento.
  6. Exposición al cloro y demás químicos de las piscinas.

Hablemos ahora de los consejos para prevenir la resequedad del cabello. Para empezar podemos dividirlos en dos categorías: externos e internos. Los primeros tienen que ver con métodos para mantener humectado el cabello y los segundos consisten en formas de mejorar la secreción del aceite natural del cabello.

Consejos de cuidado externo

  1. Lo primero que debe hacerse es comenzar a lavar con champú con menor frecuencia, o utilizar champuses suaves con acondicionadores humectantes. Recuerde usar acondicionadores diseñados para pelo reseco o frizz. Aplique los acondicionadores a lo largo del cabello mas no sobre el cuero cabelludo, para no eliminar el aceite natural secretado por las glándulas sebáceas. El secado del cabello realícelo con toalla siempre que pueda y no utilizar el secador que puede calentar y exacerbar mas el problema.
  2. Si su cabello tiene puntas abiertas, puede dejar el acondicionador sobre él, pero recuerde que esto no eliminará las puntas abiertas. Lo mejor que puede hacerse es recortar las puntas antes de que éstas crezcan más y con ellas el problema.
  3. Se dice que los champuses que contienen alcohol son la causa mas común de tener el pelo reseco. Esto puede ser o no cierto, todo depende del tipo de alcohol en cuestión. Por ejemplo, los alcoholes grasosos como el alcohol cetearílico, cetílico o el estearílico en realidad humectan el cabello y lo mantienen suave. Por eso es importante prestar atención a los tipos de alcoholes señalados en las etiquetas de los productos antes de comprarlos.
  4. Evite los tipos de champú y acondicionadores producidos a base de silicona. Lea las etiquetas: si entre los ingredientes aparecen dimeticona, ciclometicona o silicona, evite el producto. La dimeticona y la ciclometicona son emolientes derivados de la silicona. Estos ingredientes hacen que el cabello luzca brillante a corto plazo. Pero a largo plazo estos productos terminan cubriendo el cabello con una capa que impide la humectación. Si usted utiliza estos productos, asegúrese de usar también un champú clarificador periódicamente. Incluso el popular Head & Shoulders contiene dimeticona…
  5. Aplique una o dos gotas de aceite de oliva sobre el cabello cuando lo vea muy reseco. No se exceda con este método.

Alimentación para personas con cabello reseco y encrespado.

  1. Consuma dosis frecuentes de vitamina B, biotina, inositol, ácido fólico y minerales (magnesio, azufre, zinc). Las vitaminas B son importantes para la salud y el crecimiento del cabello. Para obtenerlas consuma granos, arvejas, zanahorias, coliflor, soya, levadura nutricional, salvado, frutos secos y huevos. Una dosis regular de suplementos de vitamina de complejo B puede consistir en:

Vitamina B3 (niacina): 50 mg 3 veces al día.

Ácido pantoténico (vitamina B5): 100 mg 3 veces al día.

Piridoxina (vitamina B6): 50 mg 3 veces al día.

  1. La biotina es muy importante para la salud del cabello, así como de la piel. Consúmala como suplemento o en la alimentación: levadura de cerveza, arroz integral, bulgur, guisantes, lentejas, avena, soya, semillas de girasol, y nueces. También puede utilizar productos para el cuidado del cabello que contengan biotina.

Consulte a su médico para determinar las dosis adecuadas de todos los nutrientes mencionados. No olvide que los efectos saludables no comenzarán a verse antes de tres o cuatro meses de consumo regular.

  1. Los ácidos grasos de pescados como el salmón y el atún también son eficaces para mejorar la textura capilar y prevenir la resequedad y el deterioro del pelo reseco y así evitar las puntas abiertas y el cabello sin brillo natural.
  2. Otros nutrientes importantes para el cabello seco y maltratado son:
  • Coenzima Q10: mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Aumenta la oxigenación de los tejidos. También es importante para la salud cardiaca. Consuma 60 mg diarios.
  • L-cisteína y l-metionina: se cree que estos dos aminoácidos mejoran la calidad, la textura y el crecimiento del cabello. Ayudan a prevenir la caída del cabello.

Acerca del autor: